Presentación de ‘Cuadernos de la Guerrilla Antifascita. I. Jimena de la Frontera, 1939-1954’, de Luis Antonio Garcí­a Bravo

El viernes 9 de diciembre de 2011, a las 19 horas, se celebró en la Casa Verde de Jimena de la Frontera (Cádiz) la presentación del libro Cuadernos de la Guerrilla Antifascista. I. Jimena de la Frontera, 1939-1954, de Luis Antonio Garcí­a Bravo. Intervinieron en el acto Andrés Rebolledo Barreno, presidente del Foro por la Memoria del Campo de Gibraltar, Fernando Sí­gler Silvera, historiador y prologuista de la obra, y el autor, Luis Antonio Garcí­a Bravo. Este volumen, cuya producción editorial ha correspondido a Editorial Tréveris, es el primero de una trilogí­a, que se completa con II. La partida de los guerrilleros los Morenos de Cortes y III. La muerte del hijo del comandante Abril. Sobre el volumen que se presentó el 9 de diciembre en Jimena, dice el autor: «La historia de la guerrilla antifranquista en la provincia de Cádiz -sobre todo en la Serraní­a de Ronda y Campo de Gibraltar- no puede valorarse por las actuaciones de algunos grupos alejados de lo que fue el verdadero movimiento guerrillero en la zona, puesto que en algunos momentos pudo parecer que actuaban como delincuentes comunes.
Quienes componí­an la guerrilla y colaboraban con ella fueron hombres y mujeres con ideales de libertad. Anarquistas, comunistas y antiguos miembros de la UGT, tuvieron como único objetivo por el que lucharon y murieron el derrocar el régimen franquista impuesto por la fuerza. Decidieron hacerlo por la ví­a armada en los montes, contando con ayuda de otras personas en las ciudades, amparados en la clandestinidad con la esperanza de que las organizaciones polí­ticas y sociales volvieran a España tras la guerra y la posguerra.
Durante mucho tiempo se les persiguió encarnizadamente; se les llamó bandoleros y se les aplicó la ley de fuga. Ellos y sus familiares sufrieron vejaciones y persecuciones. Pero el 16 de mayo de 2001 el apelativo de bandoleros quedó atrás. Desde ese dí­a y para siempre los guerrilleros antifranquistas están situados en la historia en el lugar que les corresponde, por su voz, por su palabra, por sus hechos y por el reconocimiento del pleno del Congreso. Hoy todos ellos han pasado a formar parte de nuestra memoria histórica».

í N D I C E

Prólogo
Introducción
I. Muerte de dos guerrilleros en el Alto del Pozo del Espadañal

  • Muerte de los guerrilleros «El Melgar» y «El Flores»
  • José Garcí­a Ortiz (a) «El Ciruelo»
  • El Consejo de Guerra
  • Antonio Ortiz Garcí­a (a) «Tres Duros»
  • Detención de dos guerrilleros en el muelle de Algeciras
  • Juzgado por Consejo de Guerra ordinario

II. La muerte de «Pizarrí­n»

  • Intervención de la Guardia Civil
  • Descripción del croquis
  • Descubrimiento de un cadáver
  • Levantamiento del cadáver
  • Sebastián Sánchez Jiménez (a) «El Calero» y «Cromuco»
  • Huida a Tánger y detención
  • El Consejo de Guerra
  • José Vallecillo Gavilán (a) «Pizarrí­n»
  • Alfonso Sánchez Gómez (a) «El Potaje»
  • La detención
  • La fuga de «El Potaje» del Hospital de San Roque
  • En la sierra como guerrillero
  • Zahara de la Sierra

III: La muerte de «El Contreras» y de «El Patagallina»

  • Francisco Ruiz Guerrero (a) «El Contreras»
  • El reloj de Adela
  • El dedo herido de «El Contreras»
  • Detención y muerte
  • José Garcí­a Ruiz (a) «El Patagallina»
  • La detención y muerte de «El Patagallina»
  • Adela Ruiz Guerrero
  • La compra de la casa y el traslado a Algeciras
  • Estafeta y enlace de la Guerrilla
  • Juzgada y condenada
  • A su memoria

IV. Miguel Pérez Pérez (a) «Polonio»

  • Acontecimientos de septiembre de 1936 en Cortes de la Fra.
  • La muerte de «Polonio»

V. José Merino Gómez (a) «El Alcaudón» y «El Dientúo»

  • El último enlace de la guerrilla del Campo de Gibraltar
  • Actuación de la Guardia Civil
  • La detención de «El Alcaudón»
  • Muerte de «El Alcaudón»
  • El recuerdo de su hijo José

Anexo I
Anexo II
Notas
Fuentes y bibliografí­a

El autor
Luis Garcí­a BravoDetrás de Luis A. Garcí­a Bravo se esconde una persona polifacética. Fotógrafo, activista en asociaciones como la Federación Local de Padres de Alumnos o el Ateneo Republicano del Campo de Gibraltar, referente e impulsor a escala andaluza del proceso de Recuperación de la Memoria Histórica e investigador reflexivo, honesto y sobre todo perseverante.
Nacido en Ceuta el 12 de abril de 1948, desde 1955 reside en Algeciras, donde ha desarrollado casi toda su experiencia vital.
En el ámbito de las asociaciones memorialistas, ha sido delegado para las provincias de Cádiz y Málaga de Archivo, Guerra y Exilio, fundador y responsable del Foro por la Memoria de Andalucí­a, y miembro del Comité Técnico de la Junta de Andalucí­a para la Recuperación de la Memoria. Ha coordinado proyectos tan representativos como el 1º Encuentro de la Guerrilla Antifranquista en el Campo de Gibraltar, la Caravana de la Memoria Histórica Málaga-Serraní­a de Ronda, las Jornadas histórico culturales y homenaje a los fusilados republicanos en Algeciras, el Seminario Guerra Civil y represión en Jimena y el I Encuentro de historiadores e investigadores de la memoria histórica en Castellar de la Frontera.
En el ámbito de la investigación histórica, desde que en 1997 comenzara a investigar la guerrilla antifranquista en nuestra zona, han visto la luz numerosos trabajos entre los que podemos destacar: ‘Vida de un libertario Sebastián Pino Panal, 1911-2003’, dentro del libro Rescatar la Memoria; ‘La Guerrilla en la provincia de Cádiz’, capí­tulo del libro Maquis. Crónicas de la Guerrilla Antifranquista, y ‘La Guerrilla en las Sierras de Cádiz y Ronda, 1939-1954’, colaboración en el libro Casares en la Memoria, además de los ‘Cuadernos de Historia de la Guerrilla’, ‘El Guerrillero Currito y Ana’ y ‘Con Currito en la Sierra. Reflexiones sobre la cueva del maquis’ (Castellar de la Frontera), y esbozos biográficos de Bernabé López Calle (El Comandante Abril), José Merino Gómez (El Alcaudón) y Manuel Ojeda Bení­tez (El Melero).
Es referente histórico en la recuperación y reivindicación de los represaliados del franquismo.

Deja un comentario